Cuida la salud de tu piel de forma natural

La piel es un órgano que cuyo funcionamiento también se ve afectado por el paso del tiempo. Es normal que la apariencia de nuestra piel se vea más decaída, menos firme y brillosa con el paso de los años, agentes externos como el sol, el humo, los alimentos que consumimos o tomamos como el alcohol, todos estos factores promueven una desmejora en nuestra piel, sin embargo aquí te mostrare como combatir esto de manera natural.

El limón

Esta fruta cítrica no solo aporta un gran contenido de vitamina C, también ayuda a la producción de colágeno, la proteína que se encarga de mantener la elasticidad de la piel. Para usarla tan solo exprime un limón y frota su jugo sobre tu piel y déjalo actuar por 10 minutos, posteriormente remuévelo con agua tibia y repite el proceso 3 o 4 veces a la semana.

Aloe vera

No por nada esta planta está presente en prácticamente todos los productos de cuidado de la piel, por lo cual aplicarla directamente sobre esta tendrá un efecto restaurador más fuerte. Su beneficio está en el ácido málico que contiene, el cual le da mayor firmeza a la piel. Aplica el gel de aloe vera sobre tu rostro, cuello y cualquier otra parte de tu piel que desees fortalecer y déjalo actuar por 20 minutos, repite esto varias veces a la semana y veras como poco a poco te rejuveneces.

Pepino

El pepino es un gran aliado tanto al aplicarlo directamente sobre la piel como al consumirlo, gracias a que apoya el fortalecimiento del tejido conectivo de la piel, es decir, ayuda a mantenerla firme pese al paso del tiempo. Para aplicarlo mezcla en una trituradora un pepino y aplica esta mezcla sobre tu piel por 20 minutos antes de removerla por completo, hazlo 3 o 4 veces a la semana y mira como tu piel vuelve a lucir joven.

Miel pura de abeja

La miel es un gran aliado a la hora de revitalizar la piel, sus propiedades antioxidantes la vuelven un producto ideal para rejuvenecer la piel, además de ser una buena forma de hidratarla. Para usarla mezcla 2 o 3 cucharadas de miel con un poco de limón, luego aplícalo directamente sobre el área que desees y déjalo actuar por 30 minutos, posteriormente retíralo con agua tibia y en poco tiempo sentirás sus efectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *